domingo, 4 de enero de 2015

Emprender, nunca dejar de proponer


He platicado con mucha gente y siempre plasmamos muchas ideas, me dan consejos, vice versa, pero cuando se habla de emprendimiento, sea cual sea la actividad o el proyecto que quieras ejecutar, la variable común es el miedo, muchas veces se tiene temor en decir las cosas, en que pueda pasar si lo haces o en ejecutar las cosas, o muchas veces crees que no puedes lograrlo o que tienes muy pocos recursos, especialmente si ya cuentas con muchas responsabilidades y hay miedo de perder.

Hay algo de cierto, si tu meta es emprender, hay que tomar riesgos, pero hay que ser muy calculadores, una analogía importante, es como cuando se va a realizar un edificio en un terreno, el constructor sabe como hacerlo, sin embargo hace muchos cálculos previos para ver si el peso del edificio soportará en el terreno donde será construido, que bases hay que realizar para que este soporte y no sufra hundimiento o no lo logre soportar. Es decir, puedes empezar poco a poco y hacer las cosas que te consideres que puedes realizar y de repente verás que tu emprendimiento va tomando forma. No he dicho sobre éxito, ya que este es un tema muy relativo y es un concepto diferente de acuerdo de lo que quieras lograr, es decir, no necesariamente lo que yo considere logro o éxito es lo que tu necesariamente lo consideras. Hablamos de echar a andar la máquina que antes no existía.

Si trabajas para alguien, lo mejor que puedes hacer es dar lo mejor de ti, demostrar que eres alguien valioso y útil para quien ha solicitado tus servicios y nunca dejar de proponer tus ideas, aunque te las rechacen, no dejar de insistir.

De repente les cuento mis experiencias, ya que tengo un emprendimiento en proceso y ya la máquina está empezando a funcionar.

Saludos a todos!!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario