martes, 9 de agosto de 2016

Corazón de campeón


Muchos dicen, los hombres no lloran, ayer vi lo contrario. Lo vi en vivo cuando el atleta colombiano Oscar Figueroa se alzaba el oro en los JJOO de Río de Janeiro 2016 en la disciplina de levantamiento de pesas masculino categoría hasta 62kg, levantando en envión 142kg y 2 tiempos 176kg haciendo un total de 318kg.

Un ejemplo de esfuerzo, dedicación, mucha disciplina. No soy colombiano pero fue admirable su participación. Me gustó especialmente ver la forma como cayó y no contuvo el llanto que no paraba minutos después. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario